Equipaje Cotidiano

Cuando nos abrimos a notar cambios en nuestra cotidianidad tenemos un sesgo para hacerlo con aquellos que les ortorgamos un papel de «notoriedad». Notamos más el cambio en sí que puede provocar la muerte de un familiar como hecho en sí mismo, que lo que nos puéde aportar la decisión de «hacer deporte diariamente»

Refiriéndome a la «muerte de un familiar», no es lo mismo si es el desenlace de una enfermedad ya es conocida, que si se produce en un accidente de tráfico. En el primer caso, hay una serie de modificaciones, de adaptaciones que hacemos o que no hacemos diariamente para gestionar esa situación; en el segundo caso, hacemos algo similar, aunque claro la circunstancia y celeridad con lo que la hacemos o no hacemos es en general mayor.

Valga este ejemplo para introducir el tema de lo cotidiano, de los asuntos con los que diariamente nos relacionamos y hemos de gestionar; y a eso es a lo que metafóricamente refiero como «equipaje»  Estos asuntos puedo tomarlos, dejarlos, revisar su contenido, introducir elementos nuevos, desprenderme de aquellos que pesan en mi camino, modificar la forma en la que los tomo…y para notar esto, es necesario que entrene mi habilidad para poder notar cosas en cómo yo me gestiono en el mundo, con unos temas determinados y en un contexto.

En mucha literatura y comprensión acerca de liderazgo, crecimiento personal, coaching…se habla de «desafios cotidianos»; como una especie de separación entre nosotros y aquello con lo que nos estamos relacionando y por lo general con la imagen de una montaña a la que subir, una carrera que emprender…es decir, poniendo la atención en un logro que siempre está más allá. Y lo que pretendo en esta entrada señalar, es que podemos atender a lo cotidiano en la forma de qué hacemos, cómo lo hacemos y porqué o para qué lo hacemos, introduciendo modificaciones en cada distinción.

Algo que forma parte de mi equipaje cotidiano es el desarrollo -por lo general- de un par de entradas en este blog, y ello me permite el auto liderarme en una dirección, en la búsqueda de temas para desarrollar, ilustrarlos a través de una imagen, del cuidado en el lenguaje … en definitiva algo que he hecho mio, y no como un «desafío» que está más allá de mi persona.

Deja tu comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Consultas Adaptadas a Cualquier Economia

CONTACTA AHORA