Una de fábulas

Cuenta una fábula de un escorpión que pretendía cruzar un rio proponiéndole a un elefante que lo ayudase subiéndolo sobre el lomo de éste. El elefante en un principio se niega argumentando que el escorpión le podría picar, cosa que el escorpión niega. Una vez que el elefante se decide a cruzar, y llegando casi a la otra orilla el escorpión pica al elefante, y al ser interrogado por el motivo el escorpión argumenta que es que «está en mi naturaleza  picar»

Las metáforas, los cuentos, las fábulas…las utilizamos para explicarnos cosas en el mundo que aún no somos sabedores de cómo funcionan, ya que se parecen a la cosa de la que es metáfora; y en ese sentido nos pueden ser muy útiles ya que nos aproximan a una idea de la cosa que aún desconocemos. Explicar a un niño que «la gasolina para un coche es como los macarrones que el come para sobrevivir» .

Toda metáfora tiene su limitación en que: «sólo se parece», pero no es la cosa que se intenta explicar, y mucho menos cuando se dá por sentado que la cosa que se quiere explicar es acertada, cuando no lo es. Me estoy refiriendo a la «propia naturaleza» -cosa que no existe- , ya que en el fondo no deja de plantearse como una excusa para evitar enfrentarnos a nuestra libertad, que es la de que «siempre elegimos». Argumentar algo «en la propia naturaleza» nos alivia de aceptar que hemos decidido hacer otra cosa.

El uso de nuestra libertad consiste precisamente en elegir, y ésa es la opción en la que se materializa nuestra libertad. Si decido comprometerme con alguien, ahí es donde estoy ejerciéndola. Las personas que rehuyen del compromiso porque «quieren ser libres», ¿libres de qué?, ¿libres para qué?..porque en el momento que deciden ya estás registriendo su libertad: «comprometerse con no comprometerse», resulta una paradoja.

Aquello que decidas es la expresión de tu libertad, y no existe «tu naturaleza» en ello. Existe el aprendizaje, el condicionamiento social y cultural que te ha llevado a construir tus «modelos de elección», aunque éstos casi siempre los podrás revisar y actualizar, y entonces tus decisiones pueden resultar más conscientes.

Deja tu comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Consultas Adaptadas a Cualquier Economia

CONTACTA AHORA