Actualizar Habilidades

Comentaba Paula que  el dibujo siempre ha sido una afición que le hubiera gustado desarrollar, «pero que ella era muy mala dibujando, que no tenía talento»; por lo que se había sentado a esperar y a llenar su vida con una profunda frustración.

Cuando le pregunté cuando había sido la última vez que había dibujado, me respondió que cuando tenía unos 9 años -hoy llega casi a los 60- y si alguna vez hizo por donde asistir a alguna academia de enseñanza en artes plásticas, me comentó que nunca se le había ocurrido la idea.

Paula desarrolla hoy el conjunto de habilidades que había aprendido cuando tenía 9 años, porque no ha existido desarrollo alguno. De hecho algo menos de la habilidad a esa edad, ya que desde entonces tampoco la había mantenido. Y las habilidades se «disponen» en base a un aprendizaje a «adquirirlas a través de una formación». Esta «adquisición por medio del aprendizaje»  podemos llegar a ella desde una forma natural a un modelo más formal.

Todo aquello que hoy desarrollas y que cuando naciste no tenías ni idea en cómo hacerlo, lo has aprendido: comer, caminar, escribir, dibujar…y no sólo habilidades mecánicas, aquí también se pueden incluir cosas que aparentemente las hacemos de forma «espontánea» : enamorarnos, sentirnos mal, sentirnos bien, dar sentido a la vida, amar a otros, mostrarnos de una forma egoista, generosa…pues sí, esto, también lo aprendemos.

A una persona que se le califica de «anti-social» lo que posiblemente esté ocurriendo, es que no dispone de la experiencia de generar una conducta donde desarrollamos lo que denominamos «habilidades sociales», y si no lo ha aprendido ¿cómo se lo podemos exigir?: tendrá que conocer con detalle qué queremos decir con mantener «una conducta social» y cómo puede hacerlo.

El aprendizaje que hicimos en un momento de nuestra vida, quizás no fué lo más útil para nosotros. Igual que podemos adquirir habilidades poco efectivas para dibujar, también podemos adquirir conductas poco recomendables a la hora de enamorarnos o de cómo enfocar nuestra vida; y si eso no lo actualizamos, permaneceros aplicándolas, porque es lo que hemos aprendido.

Si Paula finalmente se matricula en una academia de artes plásticas, potencialmente podrá adquirir habilidades, desarrollarlas e ir más allá; y entonces tendrá la experiencia vital de saber que a dibujar se aprende.

Deja tu comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Consultas Adaptadas a Cualquier Economia

CONTACTA AHORA