Ser e Identidad

Para encajar en el entorno donde nacemos, hemos de aprender cómo funciona el mundo y a poder manipularlo para poder conseguir cubrir nuestras necesidades y objetivos.

Este aprendizaje se nos ofrece a través de «modelos» a través de la familia, la escuela, el entorno cultural donde vivimos, religioso…donde se incluye la identidad de quienes somos. Uno de los objetivos de estos modelos es explicarnos «quienes somos nosotros mismos», y así también está incluido los premios o los castigos que recibimos en función de que encajamos o no con el modelo que se nos ha transmitido. Creamos nuestra identidad en base a ese modelo, la reforzamos, la rechazamos y toda la gama de posibilidades se abren, así como toda la gama de sucesivos conflictos. El caso es que asumimos de tal manera el modelo ofrecido, que es él el que asumimos como identidad, es decir, la respuesta que ofrecemos cuando nos preguntan o nos preguntamos quienes somos.

Nos colapsamos con el modelo, aunque lo que sí podemos hacer es ir tomando conciencia de la estructura y contenido de ese modelo e ir desvelando nuestra «verdadera identidad» en eso que podemos llamar «Ser». La identidad cambia a lo largo de nuestra vida: valores, hábitos, creencias, conductas…, pero de fondo a todo esto, hay un punto genuino, de conexión que siempre es el mismo, que no cambia y es con el que podemos conectar.

La identidad la generamos a través de nuestra mente, es con la que hemos asumido los distintos modelos de tal forma que llega a representar el quienes creemos ser: creemos que somos nuestra mente. La cuestión es aprender a notar, a darnos cuenta, a permanecer atentos a cuando y cómo estamos instalados en nuestra mente, desentrañar su forma de funcionar y poder ir operando cada vez, desde nuestro centro, de nuestro «Ser»

Mientras no adquiramos esta habilidad, mientras no hagamos este trabajo de operar nuestra vida desde este «Ser» la cantidad de conflictos que seguiremos generando es ilimitada; así como nuestra acción, inteligencia y sentimientos, siempre serán reactivos. Nota, date cuenta, en tu interior ¿quién se da cuenta que estás pensando, que estás sintiendo, que estás actuando?

¿Decides continuar viviendo en la falsedad de creerte el modelo creado, o quieres trascenderlo para poder mirarlo, modificarlo, ampliarlo, enriquecerlo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Consultas Adaptadas a Cualquier Economia

CONTACTA AHORA