Separar para Clarificar

Aprendemos a tener una comprensión de nuestro funcionamiento en el mundo en términos de «causa-efecto«; es decir, tenemos un estímulo exterior o nos relacionamos con alguna idea, imagen que nosotros hemos creado y eso «causa» que nosotros tengamos una respuesta, independientemente de nuestra voluntad: «me siento mal, disgusto, tristeza, lo rechazo…»

Ese efecto lo manejamos como un «todo» con el que no sabemos muy bien cómo operar, y pensamos que si las «causas exteriores o interiores se modificasen yo dejaría de sentirme mal, dejaría de mantener la perturbación que en ese momento experimento»

Entre un estímulo exterior o interior, y la «perturbación» que experimento hay un proceso en el que se producen, numerosos acontecimientos que por una falta por nuestra parte en distinguir no llegamos a apreciar. Entre el estímulo «A» y la respuesta «C», hoy quiero centrar la atención en:

– Que la respuesta «C» no está causada por «A» (estímulo interno o externo) directamente, sino que es mi opinión, juicio, conclusión, experiencia previa…con «A»; es decir, el contenido de «B»

– Que en lo que yo de forma consciente puedo experimentar como un todo, lo que en este texto denomino «perturbación», lo manejo como un «bloque»; sin llegar a distinguir que la misma está compuesta, por una respuesta: fisiológica (tensión muscular, palpitaciones, sudoración, temblores), psicológicas (blqueo mental, confusión, desorientación..), emocionales (miedo intenso, vergüenza, sensación de inutilidad, culpabilización, irritabilidad), conducta (escape, agresividad, evitación, adicciones, drogas…)

Sea cual sea el proceso en el que te involucres, con su contexto particular, y atendiendo desde un punto de tí, ya sea al mundo exterior, o a lo que interiormente puedes estar experimentando, de forma cíclica y repetitiva, se estamos construyendo estos procesos. Quizás no tengo una influencia directa sobre «A» cuando actúa de estímulo exterior (no puedo tener una influencia en que la empresa en la que trabajo cese su actividad, que mi pareja muera atropellada en un accidente de tráfico…); pero sí tengo influencia en «B», porque es lo que está dentro de mi control, y sensibilizándome con las distinciones de «C», incrementar aún más esta influencia.

Hoy lo que te propongo es que, cuando experimentes una incomodidad, perturbación, malestar…clarifiques tu respuesta fisiológica, sicológica, emocional y la conducta que para tí es identificable…Seguiré con este asunto.

Deja tu comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Consultas Adaptadas a Cualquier Economia

CONTACTA AHORA