Resumen

En las últimas entradas te he instado a que investiguemos los «propósitos» y los «porqués o razones» y «para qué» de las cosas que hacemos. Pues bien, lo que te pido ahora es que los unifiques e instigues: ¿qué haces?, ¿propósito?, ¿razon?
Posiblemente encuentres alguna dificultad a la hora de separarlos, no se trata de hacer las cosas «correctas o bien», se trata de extender nuestra forma acerca de pensar en las cosas, introduciendo más flexivilidad, dinamismo a nuestro pensar.

Recuerda, que necesitamos pensar para saber y que de ahí hacemos cosas. Deja tu comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Consultas Adaptadas a Cualquier Economia

CONTACTA AHORA