Modelos del Mundo

Te sugiero que vayas a un restaurante tipo buffete donde puedas construirte -por ejemplo- cualquier ensalada con una variedad de ingredientes elevada y que pueda dar juego para distintos tipos de platos.

Puedes observar a las personas que desfilan organizándose sus ensaladas que no habrá dos personas que coincidan en cómo ellas organizan los ingredientes en cuanto a cantidad, calidad, variedad, distribución… Es una metáfora de lo que nosotros hacemos con el mundo y los ingredientes que tenemos en nuestro entorno para poder organizar y así obtener nuestro propio y único modelo del mismo.

La cuestión es que nos pasamos la vida intentando convencer a los otros que nuestra ensalada es la que «debería de prepararse universalmente y en todas las ocasiones», en lugar de comprender qué ingredientes está utilizando el otro, cómo los está organizando y el porqué lo hace de la forma en que lo está haciendo; aunque claro, para llegar a este punto la primera persona a la que podemos atender y experimentar es a nosotros mismos.

Esa ensalada siempre va a organizarse en un determinado entorno, con los ingredientes que tienes a tu disposición y dependiendo de la época del año en que te encuentres. A diferencia, en el mundo real siempre podrás cultivarte tus propios ingredientes, mejorar su calidad e ir más allá.

La forma en la que vas a organizar los elementos de esa ensalada la va a marcar la comprensión que tengas de las «ensaladas en general» Así también nosotros acondicionamos nuestras vidas en función del sentido que le damos al mundo -y no habrá dos iguales- No es lo mismo organizar tu modelo del mundo desde una comprensión que el mismo «es un lugar peligroso y un valle de lágrimas» a organizarlo desde una comprensión de «apertura, curiosidad, deseo de aprender, capacidad de maravillarnos» Todo esto requiere de unas habilidades que puedes adquirir, de comprender desde donde estás organizando tu modelo del mundo.

Cuando converses acerca de los modelos del mundo, procura hacerlo no desde el «modelo del mundo en general», sino desde tú modelo del mundo e interésate por el modelo del mundo en particular del que tienes frente a tí, e intenta explorar qué está aportando de beneficios a esa persona y en qué le está limitando. Cuanto más te sensibilices y comprensión obtengas de cómo tú organizas tu propio mundo, en mayor medida lo harás con los otros.

Deja tu comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Consultas Adaptadas a Cualquier Economia

CONTACTA AHORA