Influencias III

Mantenemos unas  formas de pensar tanto en un sentido positivo, como en un sentido negativo asociadas a una determinada fisiología, postura, forma de estar. Por ejemplo sólo el hecho de pensar en algo, hacernos a nosotros mismos una aseveración, y a la vez hacer inclinaciones de cabeza de asentimiento repetidas; indirectamente está reforzando aquello en lo que estoy pensando.

La cuestión es que si quiero incrementar o disminuir una determinada forma de pensar, ¿qué posturas, qué fisiología puedo modificar incrementándola o cambiándola, que me conduzca a ese resultado?…Podemos observar a nuestro alrededor y comprobar que las personas tienen una forma de alegrarse o de enfaderse, que individualmente es muy parecida casi siempre.

Deja tu comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Consultas Adaptadas a Cualquier Economia

CONTACTA AHORA