Manuel León

incompetencia

Incompetencia

Cualquier conducta la podemos aprender, mantener, optimizar y desarrollar. Es lo que hacemos de forma natural con la mayoría de las cosas que desempeñamos a la hora de operar en el mundo. Ahora que estás leyendo este texto, no serás consciente de todas las habilidades que tuviste que ir aprendiendo y desarrollando, conjuntando hasta poder llegar a este punto.

Existe un individuo que responde al nombre de Javier Urra y que es Psicólogo de profesión. Este personaje ha declarado que «en algún caso ha llegado a plantear, a pacientes suyos, violadores y pederastas el suicio como salida etica consigo mismos y con la sociedad». .

Una violación o el abuso sexual de menores, son conductas, y como tales fueron aprendidas y despues esos individuos las han desarrollado a la lo largo de su vida. Desarrollamos una conducta porque de ella obtenemos unos beneficios, en ocasiones, no contemplamos las consecuencias de esos beneficios; y en los casos de violaciones o abusos sexuales, resultan dramáticas, como poco, esas consencuencias.

Ahora bien, cuando un violador o un pederasta, está en un tratamiento y el supuesto experto revela su impotencia ante el hecho de no poder ayudar a la persona a reconducir su conducta, y lo que hace es «sugerir el suicidio» como salida; me parece que es este «experto» el que tiene que mirarse al espejo y preguntarse qué está haciendo.

Esto es gravísimo ya que este personaje va de «experto», actua como tal y socialmente se le ha colocado en ese roll, y lo que hace es disfrazar su propia incompetencia, con un supuesto debate ético acerca de si la solución del suicidio es aceptable como salida para aquella persona que haya realizado alguna violación o abuso a menores.

Rotundamente no, es inaceptable, reprobable que alguien que dice velar por la salud mental, recomiende el «suicidio» como solución. Si no dispone de herramientas o la situación terapeutica le supera, es tan sencillo como delegar o precouparse por adquirir más habilidades. El argumento que este individuo emplea como «sugerencia a sus pacientes», se le podría aplicar a él mismo, para que optase también por la misma «solución», para así encontrar «una salida ética a todo el daño que ha hecho a sus víctimas-pacientes».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *