Incoherencia

Hace poco leí en un blog que he seguido habitualmente lanzar una pregunta y era la de: ¿en qué consiste eso de pensar o sentir?…En el blog al que me refiero se tratan temas relacionados con la ciencia y la práctica del escepticismo -el cómo esto se hace es otra cuestión-; por lo tanto pensé que esta persona en su vida diaria ejercería el cuestionamiento, investigacion y el chequeo del saber que constantemente está haciendo la ciencia, y le sugerí que visitase una determinada página web donde se aborda algo del DBM (Modelos de Desarrollo Conductual) y en los que propone un modelo de explicación de cómo funcionan el pensar o el sentir.

La respuesta que recibí por parte del autor del blog fué que pensaba que yo lo que buscaba era hacer publicidad de mi empresa, y que si habia publicado algún artículo en alguna revista científica, que se lo indicase; y dejaba implícitamente claro, que de no ser así el no aceptaba como válido ese modelo -sin llegar ni siquiera a plantearse su existencia o su conocimiento-

Valga este ejemplo para mostrar que en muchas ocasiones mostramos una incoherencia manifiesta, cuando decimos sostener un modelo de cómo funcionamos en el mundo, y después lo que se traduce en nuestros hechos. El señor del ejemplo lo que hizo prevalecer fué su idea de «todo aquello que no esté publicado y avalado en una revista científica, no merece la pena tener en cuenta y está desacreditado»; cosa que llevada al cien por cien de cosas, puede resultarnos muy limitado.

No existe nada con lo que podamos operar en todo momento, siempre podemos encontrar un contexto donde eso no resulte lo más útil; máxime cuando se dice emplear un «método científico» de control para el «conocimiento del mundo real»

Curiosamente, más adelante otro lector del blog le ofreció la respuesta «que él quería escuchar y leer» y que curiosamente coincide con lo establecido «oficialmente»; y ahí hasta donde yo conozco se quedó toda la investigación y escepticismo que este señor propone como modelo vital.

Lo que nos resulta muy útil es tomar cualquier planteamiento, modelo o teoría y experimentar con ello. Es la forma que vamos a tener de encontrar evidencia en el mundo; no aceptándolo o rechazándola a priori, sino utilizar nuestra propia experiencia vital como «laboratorio de ensayo» y a partir de ahí continuar introduciendo más investigación e ir más allá del planteamiento original.

Si no estamos ejercitados en ello habremos de introducirlo, y para ello la cosa se puede facilitar desde determinados modelos de funcionamiento, que continuamente experimento en mi vida, y evidencio como válidos.

Deja tu comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Consultas Adaptadas a Cualquier Economia

CONTACTA AHORA