Contradicciones

El presentador de un programa de radio hizo a modo de editorial un llamamiento para denunciar lo que él estaba entendiendo como un proceso de» desmantelamiento de estado del bienestar dirijido por los denominados mercados» así explicaba -entre otras muchas simplificaciones- la » insaciabilidad de los fondos de inversión con la deuda de los paises»y arengaba a los oyentes a que saliesen a manifestarse a las calles, condenando a éstos al infierno si no lo hacían.

Para ilustrar el cómo las cosas funcionaban contó una anécdota personal en la que una entidad financiera holandesa lo llamó para ofrecerle la posibilidad de un plan de pensiones. El manifestó su más que rechazo a la idea dar cualquier información personal en cuanto a sus ingresos y situación familiar, pero continuó la conversación con el trabajador que lo llamó; eso si admitiendo que habia mentido en los datos que le había facilitado -tengo que señalar que este señor dice defender a capa y espada los derechos de los trabajadores-

Lo primero que esta persona exigió saber es cuanto porcentaje de interés le iba a beneficiar el participar en ese plan de jubilación, justificando que él ganaba muy poco dinero. Consideró la oferta, y entonces cayó en la cuenta que hay dos autonomías que están sancando al mercado los eufemísticamente denomidos «fondos patrióticos», es decir, endeudamiento y que estas autonomías daban más interés por el mismo, por lo que compraría deuda de la autonomía que más interés le ofreciera.

Es decir, si la especulación llega de los denominados «mercados» estamos hablando de un golpe de estado inaceptable y denunciable de un captalismo salvaje y corrupto, ahora bien, si proviene de él mismo comportándose exactamente lo mismo que hacen los mercados que el denuncia, entonces no, estamos ante la defensa de un interés legítimo.

Qué cosas, estructuralmente está operando un mismo patrón, lo que lo diferencia es la significación que esta persona le está ofreciendo. Lo que a mi me llama la atención, es que además de la ignorancia del fenómeno esta persona se permite enjuiciar y situarse en una posición «moral de superioridad» que casi le permite actuar por encima del bien y del mal.

A través del modelado también puedes adquirir herramientas para notar y sensibilizarte con este tipo de similitudes y así no dejarte arrastrar por los que te presentan su etiqueta, como si ellas fuesen la cosa que dicen llamarse…Ya sabes, aquello tan antiguo de: «por sus actos los conocereis».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Consultas Adaptadas a Cualquier Economia

CONTACTA AHORA