Abuso de Promesas

Estamos inmersos en una cultura que propicia un sentido de la búsqueda constante de la dependencia, en lugar de alentar a la independencia. Se asociando la misma «dependencia» a una serie de emociones que socialmente están respaldadas y alentadas: «es que es tan buena persona siempre preocupado por todo»

Esta dependencia genera una lista casi interminable de situaciones problemáticas con lo que la persona más o menos irá lidiando mientras que consiga mantenerse a flote.  Es posible que llegue un punto en el que busque la ayuda exterior, y es entonces cuando resultará muy sencillo que en el «mercado de los solucionadores de problemas» cualquier gurú le venda su «pócima», basada en cualquier religión, teoría, escuela….con la que la persona verá de forma muy rápida solucionados cualquier tipo de inquietud en su vida, y emprenderá el camino de unos nuevos horizontes repletos de verdes prados y abundancia sin límite.

El trabajo en dirección a adquirir habilidades para una mejor gestión personal en todos los ámbitos de nuestra vida, no es sencillo, no es milagroso, no es rápidisimo; tampoco se lo debemos a ningún maestro, ni escuela de misterios.Existe un abuso en ese «mercado de las soluciones» de promesas que no podrán satisfacerse nunca, porque no existe manual en el mundo que pueda lograrlo.

Personalmente aliento a las personas a que adquieran habilidades para una mejor gestión vital, adquirir habilidades de auto empoderamiento, de descubrimiento interior…y para aquel que decida abrise a ello pongo a disposición mi trabajo, mi experiencia y trayectoria; y es algo que se podrá ir monitoreando desde el primer día, porque las bases de  esas «promesas» y «expectativas» siempre están ligadas a la realidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Consultas Adaptadas a Cualquier Economia

CONTACTA AHORA