Razones, Calidad, Desempeño

Continuamente estamos desempeñando cosas en el mundo, lo hacemos con el propósito de conseguir algo a través de ese desempeño y siempre obedecen a una razón, un porqué las hacemos o un para qué. Puedes chequear en tu propia experiencia, lo que ahora mismo estás haciendo:

– Estás leyendo este blog
– Tu propósito es «…….», este hueco lo habrás de rellenar tú
– La razón, porqué o para qué lo haces  «…..» habrás también de rellenarlo tú

Estos huecos («….») son personales y tienen un sentido contemplando tu vida como un todo, cómo está funcionando el contenido de ese hueco en tu vida. Lejos de teorías tajantes que hablan de las personas en general, aquí me muevo hablando de la persona en particular, atendiendo a lo que hace esa persona en cada momento, a la experiencia real en el mundo real y no a la teoría que me dicta lo que en principio se supone que «tiene que hacer»

Tomando de nuevo tu actual desempeño, te puedo pedir que al mismo añadas calidad y/o cantidad; por ejemplo:

– Lee este blog más despacio y con interés
– Si estás sentado toma conciencia de tus brazos y nota la relajación

A la vez, puedes introtroducir de una forma consciente la razón, para hacerlo de la forma en que lo estás haciendo:

– Por tu desarrollo, de una forma tranquila, lee el blog
– Por tu curiosidad y deseo de aprender, de una forma expectante, lee este blog

Puedes añadir la calidad y/o cantidad, además de la razón, a cualquier desempeño en tu vida. No significa que si de forma consciente no los introduces, no estén operando de forma inconsciente, aunque sí tendrás más influencia sobre ellos.

Deja tu comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Consultas Adaptadas a Cualquier Economia

CONTACTA AHORA