Evaluar

Tomar decisiones, es una forma de conducta en un contexto determinado. Aprendemos a dar forma a la toma de nuestras decisiones, aunque nosotros tengamos la percepción en ocasiones que las hacemos de una forma bastante arbitraria.
Incluye como conducta también la «motivación», que en ocasiones se puede experimentar como que se tiene o no, como si fuese una característica más biológica del ser humano; como si fuese consustancial e inscrita en nuestro ADN.También aprendemos a motivarnos y hacerlo en una determinada dirección, y por supuesto, abandonamos esa motivación. El cómo lo hacemos sobrepasa la función de este blog, aunque sí puedo facilitaros algunas cosas a tener en cuenta:
Podemos evaluar los proyectos atendiendo a lo que vamos a conseguir con ellos. Una vez evaluada la posibilidad, capacidad y merecimiento. Ahora lo vamos hacer en términos de motivación  atendiendo al logro, ¿qué vas a conseguir con ello?, a la afiliación ¿cómo te vas a sentir cuando lo consigas? y al posicionamiento ¿qué representará para tí?, ¿que nuevo estatus vas a conseguir, o reforzarás el ya existente?
Se trata de aprender a pensar de una forma más sistemática y amplia en las cosas, ya que por lo general en muchas ocasiones lo hacemos de una forma muy intensa aunque parcial. Y ten presente que si modificamos nuestra forma de pensar de una forma más útil, podemos incrementar o aumentar nuestro saber que es el que luego utilizamos en nuestro hacer.
El miércoles tienes otra cita.
Deja tu comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Consultas Adaptadas a Cualquier Economia

CONTACTA AHORA