En un mundo mejor (In a better word)

Película de Dinamarca y comercializada en España con el título «En un mundo mejor», presenta en mi experiencia dos cosas que hoy quiero resaltar:

Por un lado la importancia del contexto donde se mueven las cosas, y los juicios que a priori establecemos y que después podemos comprobar que en una exploración más detallada quedan cuestionados.

El film se desarrolla entre Europa y Africa, y nos presenta cómo estando en contextos muy distintos, en ambos se generan conflictos sociales que no son «ni mejores» , «ni peores». En cada uno por ejemplo la irracionalidad se expresará de una forma: «apostar el jefe de una tribu por si el sexo del feto de la mujer embarazada es niño o niña, llegando a abrir literalmente la barriga de ésta para comprobarlo» ó retrato de unos personajes donde la frustración con determinadas vivencias personales, la proyectan en violencia en sus relaciones con los otros, pudiendo llegar literalmente al asesinato.

El otro punto de la película con el que he conectado es la legitimidad o no de un recurso como puede ser la  «violencia». Claro, si me quedo sólo con esta etiqueta: «violencia» es muy posible que la tenga asociada a algo «negativo»; ahora bien, si aparto la «etiqueta» y me quedo con «lo que realmente está pasando», la cosa puede cambiar; si me quedo con el hecho en sí, y no con interpretar a priori lo que está ocurriendo.

En la película se muestran muchas y variadas modificaciones de contextos y conflictos, y a todos es les podría etiquetar como «violentos» y cada uno se resuelve de una forma; y también presenta la utilidad o no de esa resolución. No es una cuestión de movernos entre «lo bueno» y «lo malo». No existen personajes representantes de un lado o del otro; afortunadamente, el mundo suele ser mucho más diversificado, como para encajar enteramente en una etiqueta.

En general, nos gusta que las cosas se nos presenten «claras, transparentes», y cuando así se hace dejamos de notar otras cosas. Si tú miras a través de una ventana, cuanto más limpio esté el cristal por el que miras, con más nitidez verás el exterior, aunque también dejarás de notar el cristal por el que estás mirando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Consultas Adaptadas a Cualquier Economia

CONTACTA AHORA