EL Mundo…Es

En nuestro aprendizaje vamos desarrollando un sentido de cómo es el Mundo y cómo hacerlo funcionar. Ese sentido de cómo es el Mundo es algo que instalamos en unas etapas muy tempranas, y así para cada uno de nosotros a la pregunta de ¿cómo es el mundo para tí?, tendrá unas respuetas diferentes, aunque es desde esas respuestas desde donde está operando, está deciendo qué cosas hacer o no, y cómo siente esas cosas.

Asi, si al dar un sentido al Mundo mantenmos que «el mundo es un lugar lleno de peligros», nuestros haceres y comprensiones irán ajustándose a esa comprensión, que será muy distinta de aquella persona que haya llegado a la conclusión de «el mundo es un lugar lleno de oportunidades». Desde estos «coloques de comprensión», vamos explorando y buscando por el Mundo, cosas que los confirmen y los consoliden, aunque claro, siempre es una comprobación incompleta, porque lo que no hacemos es buscar los datos que contradigan esas comprensiones.

Así cuando «de repente» nos encontramos con un «hecho» que contradice nuestra comprensión, lo podemos vivir como algo «incorrecto», y decir, «no, no…el mundo no es así»

Buena parte del conflicto a nivel personal de cómo cada uno podemos estar viviendo  la denominada «crisis» que estamos transitando tiene su origen en lo que hasta ahora he comentado. Por ejemplo, si para una persona el mundo que ha habitado lo ha reducido a la comprensión de cómo en su entorno se ha desarrollado la economía: véase el denominado «Estado de bienestar» , lo que ha hecho es «imponerle al mundo», una serie de características que no tienen nada que ver con «el mundo en sí», sino con un «modelo de funcionamiento»

Así podría ser muy habitual que una persona que trabaja en la función pública y se viese en un momento dado «despedida» de su trabajo, para ella, para esta persona, no sólo «se sentiría mal por el hecho», sino que muy probablemente iría más allá y su «sentido del mundo», no encajaría con lo que tiene delante.

Un gran número de personas que viven en la parte hasta ahora «afortunada y desarrollada del mundo» tendrán que comenzar a lidiar con la tarea de actualizar su sentido de «cómo es el mundo para ellas» y saber distinguir «la cosa en sí», con el «modelo que yo le estoy imponiendo para darle un sentido» es muy útil.

Esto, se aprende también con el Modelado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Consultas Adaptadas a Cualquier Economia

CONTACTA AHORA