Comparar

Si tenemos algo que nos inquieta, que nos preocupa, podemos preguntarnos útilmente si: ¿alguien en alguna parte del mundo esa misma situación le será indiferente o por lo menos lo estará viviendo de una forma muy distinta?, y si la respuesta es sí, entonces no forma parte del mundo la respuesta que estoy ofreciendo de inquietud o preocupación.

Al no formar parte del mundo y sí de mi forma de responder a la situación, ese será mi modelo aprendido de responder en ese conexto a la cosa. Representa y estoy hablando de «mi modelo del mundo» y pone de manifiesto el cómo habrá tantos, como personas estamos en el mundo; e incluso, puedes tener la ilusión que la forma de «preocuparse» es universal; aunque hay tantas maneras de hacerlo como personas estamos en el mundo.

Deja tu comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Consultas Adaptadas a Cualquier Economia

CONTACTA AHORA