Huecos

Damos un sentido, un significado al mundo en base a la experiencia que de él mantengamos, y eso es una conducta que ponemos en práctica constantemente y de forma inconsciente, lo que no significa que no podamos notarlo de forma consciente e intervenir.

Para ello vamos a utilizar este concepto de «hueco», que viene a ser como aquella información del mundo, que no me ha sido proporcionada o que no tengo a disposición y que relleno con mi propia experiencia.

Por ejemplo, yo ahora te puedo contar que: «mientras escribo este artículo estoy escuchando de fondo una música melódica que me gusta mucho y me ayuda a ir desarrollando el contenido». Te puedo plantear la siguiente cuestión: ¿cómo te has imaginado el lugar desde donde procede esa música? Has imaginado que procedía de un reproductor de CD, has imaginado que procedía de la radio, has imaginado que procedia del propio sistema informático, has imaginado que procedía del hogar de algún vecino y que llegaba hasta aquí el sonido, no has hecho ningún tipo de imaginación al respecto, has imaginado alguna otra cosa…Yo no he dado ningún tipo de información adicional, por lo que lo más probable es que hayas tendido a «rellenar el hueco de información» con experiencia tuya, y eso no significa que sea certera.

Así, te podría plantear muchas más cuestiones que destacarían este hecho de «rellenar huecos de información en base a nuestra experiencia», por lo que resulta muy útil el hacerse conscientes de ellos con el fin de mantener una conexión con el mundo lo más fiel posible a la realidad, y así evitar posibles conflictos de interpretación.

La forma de «rellenar estos huecos» , es tan sencilla como lo es el preguntar acerca de ellos. La importancia o relevancia de hacerlo, nos lo dará el propio contexto. Si digo: «esta tarde he ido a un hiper mercado», ¿cómo has imaginado que he ido?: andando, en mi vehículo, en metro, autobús, bicicleta tal vez…Piensa en una forma en la que he podido ir, y ahora te digo: «he ido acompañando a un familiar en coche y yo conducía», ¿habías pensado en esta opción?, lo más probable es que no, y hasta que no lo hubieses preguntado, cualquiera de las opciones por la que te hubieses decantado no era certera.

Si nos sensibilizamos con estos «huecos» y los rellenamos a base de acudir a la fuente del mismo y despejarlos, podremos estar ahorrándonos muchos mal entendidos, interpretaciones y representaciones distorsionadas de la realidad. También existe la posibilidad, de que no necesariamente hemos de rellenarlo, aunque si ser consciente que es un hueco. ¿Donde imaginas que estoy escribiendo este artículo?, no lo he comentado, aunque tampoco es relevante el conocerlo, lo que sí puede ser información relevante es que extrapolases que «yo suelo escribir artículos diariamente» y a partir de ahí comenzaras una discusión con alguien que sostuviera lo contrario. Ni uno, ni otro, estaríais en una extrapolación realista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Consultas Adaptadas a Cualquier Economia

CONTACTA AHORA