Culpable

A la hora de enjuiciar las cosas, hacerlo en términos de «culpable» ó «inocente» es una simplificación que encaja perfectamente con la forma que mantenemos y hacemos a la hora de relacionarnos con el mundo. Tendemos a apresurarnos en nuestras evaluaciones a partir de un conocimiento muy pobre de las circunstancias que estemos analizando.
Está en estos días el caso de «Marta Domínguez» que desde un periódico concreto se le acusó de dopage personal en sus competiciones y de ser prácticamente el «camello de sustancias de dopage » del atletismo español…bien, ese mismo medio, un año después titula a toda página y entre admiraciones: «¡Limpia!» y de esta manera resuelve la cuestión No es el único caso,  recuerdo también la de una señora -no recuerdo el nombre- a la que durante años y años, se le acusó de estar detrás del crimen de una menor, e incluso permanecer en prisión preventiva, para finalmente quedar demostrado que no era tal el caso.
Si yo ahora te digo: “viaje, pareja, tranquilidad”; poco a poco vas a ir dando forma en tu inconsciente e imaginarás algo consistente con estas palabras. Esto lo harás en función de tu propia experiencia, y de tu comprensión de cómo ellas pueden tener un sentido. Con eso que has imaginado te relacionarás como si fuese real. Es la manera que hemos aprendido de crear más información de la que en un principio tenemos. Que encaje o no con la realidad es otro tema. Esto nos puede ser muy útil cuando hemos de tomar una decisión de forma urgente, pero claro, cuando la comprensión que construyo no la tengo verificada y afecta a la vida de otras personas, ahí ya no resulta tanto.
Hacemos encajar los hechos en el mundo, con lo que yo me predispongo a ver o enjuiciar. En otro medio un señor que había visto una cola de personas en una agencia de viajes, se preguntaba si no estarían haciendo esa espera “para marcharse del país, por la situación económica actual”. Esa lectura, interpretación, encajaba muy bien con el sesgo con el que estaba contemplando el mundo, para hacerlo con el artículo que tenía que hacer. Es decir, no es el interés por mantener un modelado certero del mundo, sino cómo a partir de mi interpretación cubro mis necesidades, aunque sea cuestionable éticamente la forma de hacerlo.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Consultas Adaptadas a Cualquier Economia

CONTACTA AHORA